Reflexiones creativas: Las emociones y el éxito durante el proceso de creación artístico.

Reflexiones creativas: Las emociones y el éxito durante el proceso de creación artístico.

cabecera-post-emociones-y-el-exito-3
Hola a todos, en ésta ocasión quiero hablaros del backstage de la ilustración, el lado oculto del trabajo, algo que está siempre presente durante el alumbramiento creativo… las emociones.

¿Qué son las emociones?

Son un conjunto de sensaciones que nacen del mensaje que nos decimos acerca de los estímulos externos que nos suceden a diario, que, al exteriorizarlas nos definen dentro de unos estados u otros.
A día de hoy, al entendimiento de las emociones se le llama inteligencia emocional, como decía Sócrates “Conócete a ti mismo” es el mejor punto de partida para dar lo mejor de ti al mundo exterior y hacerlo de una forma equilibrada. La inteligencia emocional, por tanto, es la habilidad de reconocer las emociones propias y saber apreciar las de los demás para actuar y pensar en consecuencia poniendo en práctica nuestra inteligencia racional (pensamiento lógico).

“Conócete a ti mismo” es el mejor punto de partida para dar lo mejor de ti al mundo exterior y hacerlo de una forma equilibrada.

Muy bien, y… ¿Qué tiene que ver ésto con la creatividad? Las emociones son un motor que nos puede llevar al momento creativo, creas para satisfacer la necesidad de transmitir, de llegar a la gente que te rodea, para contar algo que llevas adentro buscas una sincronía entre los sentimientos que albergas y la obra, y la mejor manera de transmitir lo que sientes es utilizar el lenguaje artístico con el que mejor te expresas (Pintura, literatura, música, danza, cine…); todo ésto desemboca en un ejercicio que hace aflorar tu creatividad.

La interpretación que hacemos de nuestras emociones durante el proceso de creación es la responsable que prende la mecha de la pasión.

Pasión (motivación)+oficio (técnica, talento entrenado)+ perseverancia (tiempo+experiencia+errores) = ÉXITO

 

¿Cuál es el significado del éxito?

(…) si lo que te sucede te hace más fuerte o alimenta tu experiencia vital de forma positiva, eso es un modo de obtener éxito

Para mi entre otras cosas, éxito es poder gozar de tu mejor cualidad y sentir en positivo la crítica constructiva o la sinergia entre la creadora, la obra y el receptor. Creo que si lo que te sucede te hace más fuerte o alimenta tu experiencia vital de forma positiva, eso es un modo de obtener éxito.
Pienso que el éxito como la felicidad son parte en un proceso, no un estado sólido o hierático, no creo en los extremos, sino que realmente, cuando una persona se dedica a un trabajo, ya sea artístico o no, los niveles de felicidad y éxito están en constante movimiento dependiendo de las emociones que sintamos y hagamos sentir. Hay un círculo vicioso en la relación entre felicidad y éxito, puesto que según nuestra sensación de éxito, la felicidad va y viene, y dependiendo de nuestro estado de ánimo podemos ser más o menos proclives a obtenerlo desempeñando con mayor o menor efectividad nuestro trabajo.

colorful-1844727_1920
Explico ésto último y os cuento qué tiene que ver con el proceso de creación artístico:
Las emociones negativas bien gestionadas (Te dicen que no puedes, no sabes, no eres capaz), en algunos casos son las que transformadas en coraje (Del fr. Coeur, “corazón”, rage que significa rabia), nos mueven a dedicarnos a lo que realmente nos apasiona para poder demostrar(nos) el “Yo sí que puedo”, ésta frustración pasajera -te frustras porque algo realmente te importa, tiene un valor para ti- te da motivos para (trabajando) demostrar que se equivocan, creces, corriges tus errores, disfrutas del proceso y sientes el esperado éxito cuando conectas contigo mismo y con el público en éste bello acto comunicativo que llamamos ARTE.

Las emociones negativas bien gestionadas pueden ser un importante motor para llevar a cabo nuestro propósito. La idea es transformar la frustración en energía de superación y mejora. Crecemos desde dentro para ser cada día mejores de lo que fuimos ayer.

 

Por último me despido con una reflexión del gran Leonardo da Vinci:
“Donde el alma no trabaja junto con las manos, ahí, no hay arte.”


Recuerda que puedes seguirme en mis otras redes sociales:

Facebook: http://www.facebook.com/evemaeart

Twitter: @EveMaeRoman

Instagram: @EveMaeRoman

Google+: +EveMae

 

¡Gracias!
Besos, Eve Mae. 

Comments are closed.

error: Content is protected !!